La Eterna Búsqueda del Hombre


Para comprender mejor este tema hagamos un recorrido simplificado, sin pretender ser exactos por lo que ha sido la estadía del hombre (como raza humana sin diferencia de genero) sobre este planeta.

Al comienzo de los tiempos el hombre se encontraba en un mundo hostil que no alcanzaba a comprender y en el cual, actuando por instinto, se concentró casi exclusivamente en asegurar su supervivencia, lo que en aquel entonces significaba no solo proveerse de alimentos sino también protegerse de los peligros que le rodeaban.

Una vez que pudo, en cierta medida, sentir que era capaz de controlar las circunstancias a su alrededor pudo darse cuenta que existían seres muy parecidos y a la vez distintos de él, descubría el sexo opuesto y una vez más actuando por instinto en respuesta a la atracción que sentía hacia ellos aseguraba la continuidad de la especie.

Luego pudo notar que las tareas se realizaban más fácilmente si se agrupaban para llevarlas a cabo y al ir aumentando el número de individuos con el pasar del tiempo comenzó a sentir el impulso de dirigir a estos grupos dando origen así a las primeras estructuras sociales en la forma de clanes y tribus y con ellas a la competencia por el liderazgo y las mejoras necesarias en cuanto a los niveles de vida para poder optar a este liderazgo.

Con el pasar del tiempo pudo establecer sistemas que le permitían cada vez más tiempo libre y comenzó entonces a preguntarse sobre su origen, su destino y la razón de la existencia.

Tras miles de años de evolución por ensayo y error arribamos a nuestra sociedad actual en la cual hace ya más tiempo del que podemos recordar no necesitamos valernos exclusivamente de nuestros instintos para poder sobrevivir, pues los sistemas que se han establecido se supone que deberían brindarnos niveles lo suficientemente altos de estabilidad y bienestar; pero aun así las incógnitas sobre nuestro origen, destino y la razón de la existencia continúan presentes para muchos.

A pesar de los altos niveles de tecnificación, automatización y especialización alcanzados por nuestra sociedad el hombre sigue sintiendo que todavía le falta “algo” y en la mayoría de los casos no es capaz de definir ese “algo”, pero en ocasiones puede sentirse sin rumbo definido en la vida, a merced de las circunstancias o simplemente confundido por los acontecimientos. En otros casos siente la necesidad de encontrar algo más, aunque inconscientemente, y no sabe que es. Estas situaciones, y otras más, aunadas al estrés de la vida diaria facilitan la manifestación de estados inarmónicos en las personas; quienes por no comprender lo que les sucede tienden a actuar de manera discordante con su medio ambiente, afectando esto sus relaciones con sus seres queridos y su normal desenvolvimiento en la sociedad.

Por lo general la mayoría de estas situaciones se manifiestan por el empeño del hombre de buscar siempre fuera de sí las respuestas a sus interrogantes más profundas y la consecuente frustración al no encontrarlas.

Aunque parezca paradójico el hombre no anda buscando un “algo”, realmente sé esta buscando a sí mismo, y su insatisfacción proviene principalmente de tratar infructuosamente de colmar todos sus deseos por medio de la satisfacción de sus sentidos, por haber olvidado mirar hacia dentro de sí mismo para encontrar respuestas a las preguntas que de alguna manera siempre se ha planteado.

Es cuando recuerda que puede mirar hacia dentro y se decide a emprender el viaje de regreso a su propio centro para conocerse a sí mismo que de una manera mágica comienza a encontrarle sentido a la vida, un sentido más amplio que se expresa en bienestar, satisfacción, felicidad y armonía internas que contribuyen a mejorar su autoestima y le facilitan desenvolverse en forma más armónica con el medio que le rodea.

En cuanto a emprender el viaje de regreso a su propio centro para conocerse a sí mismo, no es necesario imitar a Buda quien, según cuenta la leyenda, se sentó bajo un árbol y no se levantó hasta haber alcanzado la iluminación. Basta con dedicar un periodo de tiempo, tan largo o corto como lo decida cada cual o como las circunstancias se lo permitan, de manera regular a la introspección, reflexión, meditación y evaluación de nuestro desempeño para poder ser capaces de conocernos un poco mejor cada día y al lograrlo emplear este conocimiento para nuestro provecho en la manera de una mejor comprensión de nosotros mismos primero que nos permitiría comprender entonces a quienes nos rodean contribuyendo así a elevar el nivel de armonía a nuestro alrededor.

Esta tarea puede ser más sencilla de lo que podemos imaginar si solo nos permitimos la oportunidad de intentarlo sin prejuicios ni expectativas y a medida que avancemos y comencemos a sentirnos mejor con nosotros mismos podremos comprobar mediante la experiencia directa los grandes beneficios que se pueden obtener con tan poco esfuerzo.

A partir de ese momento, si nos sentimos motivados a profundizar en esta práctica podremos comprender porque los sabios de todas las épocas han empleado siempre la máxima filosófica “conócete a ti mismo” y una vez que le encontremos sentido a la vida podremos reconocer que siempre tuvo más sentido del que éramos capaces de comprender, pues encontramos nuestro rumbo, somos capaces de resolver las circunstancias que se nos presentan y los acontecimientos dejan de sorprendernos pues los reconocemos como consecuencias naturales de nuestras acciones, lo cual puede conducirnos a niveles de bienestar, satisfacción, felicidad y armonía internas que difícilmente podíamos siquiera imaginar antes.

Guillermo Garcés V.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 382 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: